El proyecto europeo WorkingAge introduce estudios innovadores y tecnologías avanzadas de reconocimiento vocal y emotivo para proporcionar asistencia a los trabajadores. ¿El objetivo? Calidad de la vida y bienestar en el lugar de trabajo, gracias a la inteligencia artificial, a la Human Computer Interaction y a sensores IoT que constatan condiciones cognitivas fisiológicas y ambientales y previenen los riesgos.

Milán, 1 de octubre 2020 – En una sociedad en la que la edad ocupacional es cada vez más alta, el proyecto WorkingAge estudia los hábitos de los trabajadores de más de 50 años en sus tareas cotidianas, para mejorar la calidad de las condiciones de trabajo y de vida.
WorkingAge es un proyecto europeo en el que participa el Politécnico de Milán en colaboración con PerVoice, y que emplea métodos avanzados de AI (Artificial Intelligence) y HCI (Human Computer Interaction) para la medición del estado emotivo, motivacional, cognitivo y de salud del trabajador, a través de la recogida de datos fisiológicos -entre los cuales reconocimiento vocal, gestualidad, seguimiento ocular, datos electroencefalográficos, frecuencia cardíaca y conductancia cutánea– y de las condiciones ambientales externas mediante sensores IoT. En el proyecto, financiado por el programa Horizon 2020, trabaja un consorcio constituido por universidades, institutos de investigación y empresas tecnológicas de Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, Italia y España. Info: https://www.workingage.eu/

El Politécnico de Milán está al timón del comité ético de WorkingAge y garantiza el tratamiento adecuado de los datos recogidos por los participantes en las pruebas conforme a las normativas del RGPD. El laboratorio ARCSLab del departamento de Electrónica, Información y Bioingeniería del Politécnico de Milán, se encarga, además, mediante algoritmos innovadores realizados en su interior, de la identificación de los aspectos emocionales expresados durante las conversaciones vocales, analizando tanto las características acústicas como los contenidos del habla.

“El reconocimiento de los estados emotivos y motivacionales en las interacciones del contexto laboral, requería el uso de un sistema de transcripción automática del habla, que respetara los criterios de confidencialidad (no basado en la nube) y se adaptara fácilmente a las particulares exigencias del proyecto WorkingAge y a los módulos que hemos creado. Esto nos ha impulsado a optar por la solución propuesta por PerVoice”, ha afirmado Licia Sbattella, directora del laboratorio ARCSLab del Politécnico de Milán. “Para nosotros, esta colaboración representa una oportunidad importante de intercambio tecnológico: frente a nuestro uso del software de transcripción automática del habla realizado, PerVoice podrá utilizar la tecnología de reconocimiento automático de las emociones expresadas por el orador, desarrollada por nuestro laboratorio”.

La colaboración con el Politécnico de Milán refuerza el ecosistema de innovación de PerVoice -sociedad controlada por Almawave, del Grupo Almaviva- hecho de proyectos y colaboraciones con importantes organismos de investigación, universidades e institutos tecnológicos en Italia y en el exterior. Innovación que PerVoice traduce en inversiones constantes en investigación para optimizar las tecnologías y que califica a la empresa de Trento como excelencia italiana en el panorama internacional en el campo del Automatic Speech Recognition.

“La colaboración con una universidad italiana, reconocida entre las mejores del mundo, consolida nuestro empeño social para el desarrollo de tecnologías inclusivas, pensadas para favorecer los aspectos comunicativos y relacionales entre las personas”, afirma Paolo Paravento, director ejecutivo de PerVoice. “Es un placer para nosotros poner a disposición del Politécnico de Milán nuestras soluciones avanzadas de reconocimiento vocal, y creemos que el acceso a programas como WorkingAge ofrecerá a los usuarios instrumentos y recursos útiles para enriquecer la calidad de vida”.

PerVoice y el Politécnico de Milán participan, pues, en el proyecto WorkingAge poniendo a disposición sus tecnologías, respectivamente, de reconocimiento vocal y emotivo, basadas en soluciones de última generación, ideadas enteramente en Italia.